jueves, diciembre 18, 2014

LAZARILLO

Al antiamericanismo militante parece no llamarle la atención el hecho de que casi toda la información de la que disponemos sobre los aspectos más siniestros de la política norteamericana procede... de los propios mecanismos institucionales norteamericanos y las normas de transparencia por las que se rigen; o del vigor de su prensa; o del dinamismo de la sociedad norteamericana, que suele ser la primera en denunciar las actuaciones más nefastas de sus gobernantes. Cosas todas ellas de las que andamos bastante escasos en las muy engreídas democracias europeas, y especialmente en una que yo me sé.


***

Quizá para compensar el hecho de que se me ha acabado el presupuesto semanal y salgo a la calle sólo con unas pocas monedas en el bolsillo, cedo al impulso de ponerme una corbata. Y me siento como el hidalgo del Lazarillo.


***

Para rematar un almuerzo indigesto, veo durante la siesta un lamentable documental sobre la posibilidad de mantener relaciones sexuales en el espacio... Entre humanos, se entiende, y no con alienígenas. Tiene sus ventajas: el efecto de la ausencia de gravedad sobre la presión sanguínea asegura erecciones poco menos que permanentes; las mujeres no necesitan sujetador (¿?); y las posibilidades de acrobacia amorosa son poco menos que ilimitadas. Entre los inconvenientes figura la necesidad de que, en el momento decisivo, al menos uno de los dos partícipes ha de permanecer atado a una superficie fija... En Estados Unidos ha habido ya matrimonios que se han postulado como conejillos de Indias para probar estas eventualidades; aunque se sospecha que los rusos ya se les han adelantado... Y así. Aunque quizá lo que habría que preguntarse es si, en esas condiciones tan acuosas, lo mejor no sería probar a reproducirse como los calamares. Y todos contentos. 

No hay comentarios: