viernes, junio 05, 2015

MELANCOLÍAS


El consuelo del pesimista es permitirse un margen de error.

***

No hay logro que no nos acerque a la impostura suprema, que es la pretensión de haber alcanzado todos los logros.

***

Ante cierta "Biblioteca de Libros Premiados" hace apenas unos lustros: si le cambiáramos el nombre por el de "Biblioteca de Autores Olvidados", nadie se daría cuenta.

***

Cuando ha cumplido uno los suficientes años como para pensar que ya no va a doblar esa edad, la pretensión de doblar la intensidad de las experiencias que le quedan por vivir tampoco es solución.

***

Mirar demasiado descaradamente un escote es una descortesía, pero no mirarlo también.

***

A partir de cierto momento en la trayectoria intelectual de cada cual, con los libros leídos y las películas vistas hay que decir como en ciertos juegos de cartas: "Me planto". Lo que no significa que uno no intente adivinar qué cartas llevan otros.

***

"Nunca es tarde para empezar", dijo el moribundo. Y la verdad es que nunca se halló tan al comienzo de algo radicalmente nuevo..

***

Melancolías de bibliotecario: los libros que nadie ha abierto nunca son los que más viejos parecen.

***

Melancolías de amante: hay cosas que, después del orgasmo, no se ven de la misma manera.

***

En el infierno de los escritores todos están obligados a escribir una y otra vez su primer libro.

No hay comentarios: