lunes, junio 01, 2015

MUCHO QUE CELEBRAR

Mucho que celebrar en estos días: cumpleaños de amigos, primeras comuniones, fiestas de graduación. También, ay, un velatorio. Todo forma parte del mismo ciclo. Y es curioso que, de las personas implicadas en estas veleidades mundanas, a quien le he visto la expresión más serena y ecuánime es al muerto.

***

Virulenta discusión de borrachos, ella y él, en plena madrugada. Nos despiertan. "¿Te has fijado?", me dice M.A.- "Pese a todo lo que se han dicho, no se han insultado ni amenazado ni una sola vez. Y el motivo de la pelea es una estupidez. Sólo dos enamorados harían tanto ruido por tan poca cosa".

No hay comentarios: