jueves, abril 27, 2017

MALESTAR

Me causa un indecible malestar la visión de una gaviota arrancando las vísceras de una paloma muerta. Está ocurriendo ahí, a pocos metros de la balaustrada del paseo marítimo, en una de estas extrañas tardes de luz sin sombras que crea la dispersión del resplandor solar en un resto de bruma. Está ocurriendo del lado de acá de una especie de contrafuerte que el oleaje y los vendavales de los últimos días ha tallado en el frente arenoso, por lo que es posible que quienes toman el sol un poco más allá, en la cota algo más baja que se extiende en suave declive desde el otro lado del farallón hasta la orilla, no puedan ver la escena. Me alegro por ellas: dos mujeres de alrededor de treinta años, que han tenido la fantasía de... (De un diario demorado; entrada programada para el 27 de abril de 2018) 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo lo de entrada programada para el 28 de abril de 2010.¿¿Aparecerá entonces publicado en papel, o a qué se refiere?
Le leo a usted con mucho interés, y estas entradas amputadas me dejan una sed incómoda.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Le agradezco el comentario. Le respondo en el cuerpo principal del blog, por si mi aclaración les sirve a otros lectores.