lunes, noviembre 19, 2018

SOLEDADES


De nuevo ante esa especie de capital de difícil administración que es el tiempo en soledad. Vaga intención de pasar la mañana en el centro, de compras y librerías, y luego quizá almorzar en casa de mis padres y aprovechar la tarde para escribir. Luego... 

Pero me doy cuenta de que la compañía es, básicamente, una petición de sentido. Hacer las mismas cosas que uno hace en soledad, sí, pero bajo la sensación de que tus actos no pasan del todo desapercibidos ante una conciencia cercana que también hace lo propio. La posibilidad de gesticular desde detrás del cristal y que alguien te vea.


***

¿En qué bolsa a fondo perdido se invierte la sensualidad entre dos que se impone a sí misma un compás de espera?  

***

Hacer limpieza como quien borra huellas; o como quien diseña un mundo del que él mismo se acaba de excluir. (18/11/2017)

No hay comentarios: