SUEÑOS. UN DECÁLOGO


3/7/2019

"La vigilia es al sueño lo que X a Y... ". Respecto a una y otro suelen decirse muchas cosas como ésta. Y todas tienen una cosa en común: son reversibles; quiero decir, lo que se predica del sueño en contraposición a la vigilia podría formularse al revés y seguiría siendo plausible.

Lo único que realmente distingue a la vigilia de los sueños es que lo que sucede en éstos no tiene testigos. Quizá los sueños sean eso: la puesta en escena, ante la conciencia, de la posibilidad de una vida hecha de actos impunes.

La tan mentada relación entre los sueños y la digestión es la misma que existe entre la vigilia y la digestión. Con una salvedad: lo que se come o bebe en los sueños no pesa ni se indigesta en la vigilia. O quizá sí, pero del mismo modo que nos indigesta, a veces, el relato de un banquete leído en un libro.

No hay pornógrafo que haya igualado jamás el realismo de los sueños eróticos.

No es igual no poder dormirse que desvelarse antes de tiempo. A igual número de horas dormidas, las de quien padece lo primero parecen ganadas por agotamiento o rendición, mientras quien tiende a lo segundo suele apreciar lo que esas horas añadidas tienen de don.

Una luz encendida en la alta noche: piensa uno en el insomne, en el atareado, en el enfermo, nunca en quien respira más a sus anchas, quizá ante un libro, mientras todos duermen.

Para algunos, el pleno día trae siempre consigo un exceso de realidad, que la noche atenúa hasta hacerlo soportable.

Sólo quien no se ha parado nunca a mirar el pálpito de vida que se percibe en una persona que duerme podría dar algún crédito a la socorrida equiparación entre el sueño y la muerte. Por el contrario, en muchas de las cosas que hacemos durante la vigilia sí se aprecia, y resulta muy inquietante, el automatismo que caracteriza a los procesos de la muerte.

Hay quien te despierta porque quería entrar en tu sueño y ha llamado con demasiada fuerza.

Desde que el Más Allá empezó a poblarse de directores de cine muertos, a los que de algún modo había que mantener ocupados, los sueños de los vivos han ganado en espectacularidad. Yo mismo he soñado que algunos sueños míos han sido dirigidos por John Ford.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GASTRONOMÍA

ACEPTACIÓN

Bagajes