Agradecimiento

Joan Miró

15/06/2020

A pesar de que el confinamiento toca a su fin y la calle va recuperando su pulso de siempre -quiero decir, su nivel habitual de ruido-, los pájaros, que tanto se habían hecho notar en el silencio de los días de inactividad, siguen ahí y no parecen dispuestos a renunciar al terreno ganado. Son casi las once de la mañana y parece que el "coro del amanecer", la explosión de canto al que la pajarería en su conjunto se entrega al comienzo del nuevo día, no va a tener fin, y eso hace que incluso las perspectivas grises del lunes resulten más alegres, más limpias, por eso de que el canto de los pájaros añade una nota purificadora a la sonoridad opaca de las ciudades, con su estruendo sucio de motores, radios y voces. Es como un tamiz: a un lado la espuma sucia, al otro un fluido filtrado que, sin ser del todo limpio, resulta transparente incluso por mero alivio de haber dejado atrás todo ese espesor.

*

Nuestra verdadera condición la da el hecho de que seamos básicamente lo mismo que el primer gusano que vivió en el barro primigenio: un tubo que filtra y digiere materia tomada del mundo exterior y, por obra de la energía liberada en el proceso, experimenta el espejismo de poseer cualidades que no son las de la mera materia inanimada y que el organismo en cuestión utiliza básicamente para repetir la operación cuantas veces le sea posible, hasta que su propio desgaste le impone el cese de esa actividad y, con ella, el fin de su existencia. Por un proceso que algunos atribuyen a mera mixtificación histórica y otros a una iluminación venida de entes superiores, hemos dado en pensar que ese existir tiene otras dimensiones y alcances. Pero ahí están las verdades biológicas para recordarnos constantemente quiénes somos, y qué felices seríamos si alguna vez nuestro estado de ánimo no dependiera de... la digestión.

*

Antes de irnos de aquí, dejar colmada la lista de los agradecimientos. Alguno tan simple como el que debemos al locutor de radio que nos alegra la tarde con la música que ha elegido para nosotros y coincide exactamente con la que demandaba nuestro ánimo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bagajes

Elecciones

Epifanías