Menguante




16/6/2020

Semana de clásicos, para desintoxicar. Empiezo con Sé fiel a ti mismo (This above all, 1942) de Anatole Litvak, una de las muchas películas con las que Hollywood mostró, antes de que América entrara en guerra, sus simpatías por los países atacados por Hitler; y que, más allá del mensaje coyuntural, ofrece unas cuantas impagables lecciones de buen guión y buena realización. Por ejemplo, nada más empezar, la escena en la que Joan Fontaine, que hace de joven aristócrata malcriada, suelta a sus estirados parientes una soflama contra los prejuicios y privilegios de clase y, acto seguido, pide al mayordomo con toda naturalidad una copa de jerez; o la secuencia que muestra el primer encuentro de la pareja protagonista en la absoluta oscuridad de una noche de apagón contra los bombardeos; o la manera de contar la inequívoca, pero disimulada, aventura sexual entre ellos. Una joya poco conocida, que disfrutamos ayer.

*

Reseñas: mi esclavitud, también mi inconfesada adicción. Las que hago por propia iniciativa y sin compromiso previo de colaboración con tal o cual medio me suelen salir largas; de alguna me ha llegado a decir el autor reseñado que se trataba de un ensayo, más que de una reseña.

Las que hago para El Cultural desde hace 19 años -empecé en el 2001, si no recuerdo mal- suelen tener una extensión de 700 o 750 palabras, aunque a veces me encargan el "libro de la semana" y entonces he de llegar a las 1000 o 1200.

Las que empecé a hacer hace un par de años para InfoLibre se ajustan a la fórmula "En (menos de) 500 palabras".

Por último, me ha dado ahora por publicar semanalmente en Facebook unas breves notas sobre libros "en 50 palabras".

De lo que se deduce que, más allá de otras considerasciones, soy un reseñista... menguante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bagajes

Elecciones

Epifanías